DEFINICIÓN

galanga (diccionario de la real Academia Española)

3. f. Bacín plano con borde entrante y mango hueco, para usar en la cama.

martes, 12 de junio de 2012

Parábola con moraleja

(Gracias Rober)

El Mengo, el Gordo y los demás.


El Mengo era un pobre infeliz que un mal día se le ocurrió hablar de más sobre la novia del Jefe de una banda que asolaba una barriada entera.
El Jefe lo mandó agarrar por dos o tres secuaces y darle un escarmiento con el Gordo, especialista en ello.
Al Mengo lo llevan a empujones y entre dos hasta un boliche de mala muerte donde, sentado en una mesa al fondo y contra la pared, estaba el Gordo. Le decían el Gordo pero deberían decirle el Gigante Negro.
- Gordo: éste lo manda el Jefe. Es el Mengo y se metió a hablar de la Lila y eso le molestó. Quiere que le enseñes a respetar a su novia.
- Dejalo en ese rincón que ahora después le rompo el culo.
El Mengo, pálido, suplicaba:
- No Gordo, no. Por favor. No me pegues, por favor
- Callate, vejiga! - le gritó el Gordo
Al rato le traen otro tipo al Gordo.
- Gordo: este te lo manda el Jefe. Parece que es buchón y con solo estar en un calabozo le contó a la policía lo del banco. Dice que le enseñes a tener huevos
- Dejalo en ese rincón, al lado del Mengo. Cuando termine este vino le voy a cortar las bolas y se las voy a hacer comer.
Mientras tanto el Mengo lloriqueaba en su rincón. Maldita la hora en que le había ponderado el culo a la Lila.
Al rato traen a otro; ya venía bastante golpeado.
- Este lo manda el Jefe. Hacele ver que acá, además de guapos, no nos metemos con la hermana del Jefe.
- Dejalo en ese rincón. Cuando termine de tomar le voy a enseñar: le voy a arrancar las bolas y se las voy a dar a los perros. Le voy a cortar la garcha en pedacitos y se los voy a pegar con Poxipol en la espalda.
El Mengo, con más preocupación que miedo lo encara al Gordo:
- Gordo, Usted se acuerda que lo mio era lo de romper el culo, ¿no?

Moraleja: Cuando creas que tus problemas son los peores, mirá para tus costados. Te darás cuenta que puede ser molesto; pero no es tan grave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada